Introduce tu búsqueda

martes, 4 de octubre de 2016

Las huellas del caudillo enamorado

Autor: Pedro Pumarega / Busca de Sagastizábal
Himno de los Terciarios Franciscanos




            Dm                         A7                     Dm
Las huellas del caudillo enamorado
    Gm            A7         Dm
sigamos con fervor
                                         A7                  Dm
vamos tras él, su voz ha resonado
              C                                                A7
tremolemos la insignia del amor.
              Gm
Su sendero es de luz
 A7              Dm                         A7             Dm
fieles terciarios a Francisco seguid
      Gm                      C7                             F
honor y bendición al padre amante
       Gm                     A7                  Dm
honor y bendición al serafín.


             D                                     G                    D
1. En redes amorosas te viste prisionero
                                               G              A7      D
amor fue tu divisa, tu lema y tu ideal
     Bm                       D               Bm                          A7
incendios respirando trazaste el fiel sendero
              D                           G             Em       A7          D
que muestra a los amantes divino manantial.


2. Tu corazón ardiente a Dios ha cautivado
y sus divinos ojos con gozo en ti fijó
y al verte en tales llamas dejástele hechizado
y con flamante dardo tu cuerpo traspasó.

3. Divinamente herido te vieron los mortales
y fueron a pedirte lecciones de tu amor
inmensas muchedumbres siguiéronte leales
y a todas abrasaste con tu copioso ardor.

4. Tus ansias imitando seráficas legiones
luchamos por el triunfo de Cristo y de su cruz
iluminar queremos los pueblos y naciones
con célicos fulgores de salvadora luz.

5. Al cielo los humanos no tienden la mirada
y en goces transitorios han puesto su afición
por eso hoy emprendemos seráfica cruzada
pidiéndote oh Francisco, amparo y protección.

6. Desprecio a lo divino, error e indiferencia
dominan por doquiera la incauta sociedad
Francisco, tus ardores difunden con clemencia
y sálvese por ellos la ciega humanidad.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario